Qué es el desarrollo personal y espiritual

El poder viene de conocimiento, y el conocimiento proviene de distinción, por lo que que a primera vista pueden parecer ser lo mismo o similar. Veamos la distinción entre desarrollo personal y espiritual, pues en realidad son muy diferentes.

El desarrollo personal

Al hablar de desarrollo personal estamos señlalando actividades que mejoran la conciencia y la identidad, impulsan el desarrollo de las habilidades personales y de los propios potenciales, contribuyen a construir capital humano y facilitan la empleabilidad, mejoran la calidad de vida, y contribuyen a la realización de sueños y aspiraciones.

El concepto también incluye actividades formales e informales para el desarrollo de otros en papeles tales como maestro, guía,administrador, orientador vocacional o mentor.

El objetivo del crecimiento personal es mejorar tu vida en el universo material. El propósito es desarrollarte para ser más efectivo en la vida, mejorar tu vida en el universo material, y por lo tanto para que, supuestamente, seas más feliz.

El desarrrollo espiritual

El desarrollo espiritual, como lo indica la frase, es el trabajo en tu espíritu, en tu conciencia, en la entidad voluntad consciente que eres.

El desarrollo espiritual tiende a liberarte de la ilusión de que proviene de la materia: que eres tu cuerpo, que eres tu mente, que eres sólo un ser humano.

Lograr el desarrollo espiritual es la búqueda de tu naturaleza espiritual. Recuperar tu experiencia de ti mismo como sabiduría, poder, amor, humildad y alegría. Tu espiritualidad es cuánto de estas experiencias estás viviendo todos los días; y cuanto viene de tu relación con los demás.

Es cierto que el desarrollo personal puede hacerte más eficaz, pero finalmente no te asegura que logres ser mucho más feliz.

¿Por que? Pues porque la felicidad es una cualidad del espíritu, no de éxito o la riqueza en el universo material. Nada externo te permitirá lograr (o comprar) la verdadera felicidad.

Sí los logros de objetivos y cosas materiales pueden darte un momento de placer cuando las obtienes, pero ese momento siempre será pasajero. Y si te encuentras creyendo la ilusión de que las cosas externas son la fuente de la felicidad, vas a vivir persiguiendo arcoiris convencido que hay un tesoro al final.

Esto no quiere decir que el éxito material es incorrecto o malo, para nada, sólo que no debe confundirse con felicidad. La verdadera espiritualidad no necesita acumular cosas materiales, pero aún así no reniega de ellas. Simplemente previene a que un exceso de cosas materiales en realidad te puede desvie de la libertad y la felicidad.

Una de las cosas sorprendentes sobre el desarrollo espiritual es que a medida que lo logras, tú experimentarás de forma automática el crecimiento personal; te conviertes más sabio, más amoroso, más efectivo en tus tareas, manifestando claramente lo que deseas, y sobretodo más alegre.

El objetivo de este artículo es simplemente que observes en conciencia de las diferencias entre los dos para que al iniciar uno u otro sepas claramente lo que estás haciendo, y que comprendas que el desarrollo personal no es desarrollo espiritual .

Deja un comentario